31 oct. 2011

"Las ardillas de Central Park están tristes los lunes"

La vida, a menudo, se divierte y, escondido en una palabra, una sonrisa, un billete de metro o el pliegue de una cortina, nos entrega un diamante capaz de colmar todas nuestras expectativas.
Para Joséphine el diamante podría ser la propuesta de su editor de que escriba una nueva novela, las llamadas de Philippe a las que no contesta, o la incondicional amistad de su amiga Shirley.
¿Será Joséphine el diamante de Philippe?, ¿cuál es el diamante que persigue Shirley?
Alrededor de esos tres personajes, todo un abanico de jóvenes --Hortense, Gary, Zoé, Alexandre-- buscan también el diamante que ha de cambiar sus vidas para siempre, dejándose guiar por esas pequeñas piedras que van encontrando en el camino. Porque si nos detenemos un instante, si observamos con atención y nos atrevemos a coger lo que nos ofrece una mano tendida, la vida, probablemente, no volverá a cubrirse de tristeza.
Ni el sábado, ni el domingo, ni tampoco el lunes.
[El texto reproducido es el de la presentación de la firma editorial]
Edita LA ESFERA DE LOS LIBROS
ENLACE a la web de la autora, Katherine Pancol (en francés)
ENTREVISTA a la autora, en El Cultural

"Contrato de trabajo 2011"

En vista de cómo está el mercado laboral --los despidos y los expedientes de regulación de empleo (ERE) son pan de cada día--, esta publicación es singularmente oportuna porque explica lo esencial sobre los contratos de trabajo, sean del tipo que sena, utilizando numerosos casos prácticos y todos ellos debidamente comentados y resueltos.
El texto proporciona los conocimientos básicos a quienes por unos u otros motivos necesitan estar al tanto del asunto, sean asalariados, empresarios o abogados poco avezados en Derecho laboral.
Cada uno de los trece capítulos en que está dividido el libro han sido estructurados en dos partes diferenciadas: la primera ofrece al lector una visión preliminar, una breve exposición teórica de las materias cuyo conocimiento se considera imprescindible, en la segunda parte, introducir al lector en los aspectos prácticos, con ejemplos concretos.
Edita DEUSTO

30 oct. 2011

"El dinero de los demás"

"Atención, pregunta inquietante. ¿Sueñan los banqueros con ponis cuando no les cuadran los números del banco? Probablemente nunca lo sabremos, aunque al novelista británico Justin Cartwright (1945) no le sobra un solo gramo de guasa a la hora de apostar por lo que piensan los banqueros en sus noches más difíciles. En efecto: caballitos de crines doradas.
"Cuando está preocupado, vuelve a soñar con su poni. Durante el instituto solía escribirle cartas semanales, angustiadas, a su madre preguntándole por el estado de salud del animal. La felicidad del poni, ahora lo entiende, era la única forma en que podía expresar su desesperación emocional. En su mente, mientras duerme, sigue dibujando imágenes de ponis en los márgenes de sus cuadernos de ejercicios. Está convencido de que puede hablar con los caballos. La conversación no es profunda ni tiene objeto comercial. Sólo son calmadas, y muy banales, lo cual le tranquiliza, se lee en El dinero de los demás, donde Cartwright, finalista del premio Booker y ganador del Whitbresd, satiriza sobre la actual crisis bancaria.
"El hombre que sueña con un poni tranquilizador llamado Copelia es Julian Trevelyan-Tubal, presidente del banco londinense Tubal & Co y protagonista de la novela. Julian necesita desesperadamente que su poni le consuele. Ha manipulado las cuentas para que nadie se dé cuenta de que el banco está al borde de la quiebra..."
Edita ÁTICO DE LOS LIBROS

29 oct. 2011

John Grisham regresa a primera línea con "La confesión"

El autor, John Grisham, regresa a primera linea con otra lección de narrativa.
La trama es subyugante:
Travis Boyette, el protagonista, es un ex preso con largo historial delictivo que está en libertad condicional y acude a un sacerdote para confesar --y lógicamente obtener el perdón divino y acceder al cielo-- las agresiones sexuales y violaciones que ha cometido a lo largo de su vida.
El criminal padece un tumor cerebral y le quedan pocos meses, motivo por el que se confiesa, pero para limpiar su alma Travis también se ve obligado a confesar un crimen del que nunca fue acusado: el asesinato de una mujer joven de raza caucásica (es decir, blanca); acción por la que ya hay una persona que fue detenida, acusada, imputada y condenada: un hombre de raza negra que espera en el corredor de la muerte su ejecución por un homicidio que no ha cometido.
A pocas horas de que el inocente sea ejecutado, Travis Boyette decide confesar su crimen al cura y después a las autoridades... ¿Podrá un hombre blanco culpable de tantos crímenes abominables de convencer a la policía, a los abogados, a los políticos y a los jueces de que están a punto de matar al hombre equivocado?...
Edita PLAZA & JANÉS