6 mar. 2011

"Trabajo forzoso"

La esclavitud, práctica que en Europa ha sido históricamente amparada por los poderes públicos (imperios y reinos) y por los dirigentes religiosos, consiste en que un individuo esté sometido al dominio de otro perdiendo la capacidad de disponer libremente de su propia persona y sin derecho a poseer bienes, o bien disponer de ellos si su dueño lo permite y de forma condicionada.
El fenómeno de la esclavitud se remonta a las civilizaciones más antiguas, desde la Polinesia hasta los Andes, donde los incas la desarrollaron de forma organizada.
Está desmostrado que la esclavitud nació de forma "natural" para aprovechar la mano de obra de los cautivos derivados de las guerras, aunque esa condena fue un paso adelante --de origen economico-- si se compara con la práctica más remota de sacrificar a todos los enemigos vencidos.
En épocas menos remotas, tanto en los reinos medievales europeos como en el imperio mogol del Indostán --es decir, en todo el orbe-- el esclavismo fue un actividad ejercida con ánimo de lucro y las tesis que la justificaban --amparadas en Europa por la Iglesia Católica y también por distintas versiones de la Reforma luterana-- fueron aceptadas socialmente hasta hace apenas dos siglos.
Los ejemplos de esclavitud más recientes son los vinculados a la explotación económica de los dominios coloniales de América y, poco antes en el hilo de la historia, también la practicaron de forma sistemática los poderes islámicos instaurados en África y en Oriente Próximo y, más atrás en el tiempo, el esclavismo fue un negocio "digno" en el Imperio Romano y en la antigua Grecia, donde Aristóteles sostuvo que era un fenómeno humano natural.
Dos siglos después de la abolición oficial del comercio de esclavos, todavía hay unos 13 millones de personas sujetas a formas modernas de esclavitud --a la que ahora se denomina trabajo forzoso-- y que pervive tanto en los países ricos como en los poco desarrollados.
Los autores de Trabajo forzoso: Coerción y explotación del mercado laboral, Beate Andrees y Patrick Belser, exponen los resultados de distintas investigaciones referidas a diversas prácticas actuales de esclavitud, al tiempo que explican sus causas y cómo podrían ser eliminadas.
Edita PLAZA Y VALDÉS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.