3 de oct. de 2009

"La mujer del profeta", Aisha, la favorita de Mahoma

Aisha Bint Abi Bakr fue la tercera de las doce esposas que tuvo Abu I-Qasim Muhammad ibn 'Abd Allah al-Hasimi al-Qurashi (nombre completo de Muhammad o Mahoma), con quien se casó aproximadamente en el 623 d.C., cuando ella tenía 6 años y él, 54.
No obstante, la niña permaneció en el domicilio paterno hasta que alcanzó la pubertad y se pudo consumar el matrimonio, lo que según algunas fuentes ocurrió cuando ella sólo tenía 9 o 10 años. La temprana edad de la muchacha ha sido esgrimida por los islamófobos y por enemigos de la fe musulmana para acusar a Mahoma de pederasta por haber tenido relaciones sexuales con una niña. Sin embargo, la edad en que Aisha perdió la virginidad nunca ha sido plenamente confirmada. En todo caso, en la Arabia del siglo VII, e incluso todavía hoy aunque de forma solapada, era común que los varones de las tribus beduinas adquirieran mujeres a temprana edad, los matrimonios con muchachas eran habituales y socialmente estaban bien vistos.
Sí está plenamente documentado el amor y la admiración que ella sentía por Mahoma. En los escritos islámicos Aisha es identificada en numerosas ocasiones como la madre de los creyentes o la madre de los fieles. También está fuera de toda duda que el profeta trató a Aisha con especial cuidado y deferencia, aunque con la dureza tradiconal y medieval de los varones islamistas --actitud todavía hoy vigente, sobre todo entre los radicales suníes de la secta wahabita y entre los fundamentalistas chiíes.  
En todo caso, Aisha acabó siendo la esposa favorita de Mahoma.
El autor de La mujer del profeta, Kamran Pasha, narra con indisimulada admiración --en ocasiones la novela tiene características propias de una hagiografía-- la supuesta trayectoria vital de la única mujer que ejerció influencia sobre Mahoma, que ya era un hombre maduro y había pasado de ser un simple predicador a ser capitan de los ejércitos, máximo dirigente de una fe en expansión y líder socio-político de la mayoría de las tribus de la Península Arábiga.
Mahoma murió en brazos de Aisha --según confirman varios documentos, entre los que figuran textos escritos por ella-- y la viuda, todavía joven, se convirtió en el referente de lo que ya era el germen de un imperio, asumiendo sin complejos la responsabilidad de consolidar la aceptación social de los criterios y preceptos del fallecido, al tiempo que lideraba la nación en ciernes que heredó de su esposo.
Edita LA ESFERA DE LOS LIBROS

2 comentarios:

  1. mahoma era un depravado sexual que le gustaba violar niños por lo tanto invento ser escogido por Dios para poder inventar una religion y que las personas no vieran mal las cochinadas que hacia. desde entonces los arabes pueden cometer pedofilia, y demas violaciones a los derechos humanos de las mujeres y los niños y niñas sin ser criticados entre ellos :(

    ResponderEliminar
  2. Podrá ser muy bien visto desde la religión islámica, pero biológicamente la vagina y el útero de una nina de 6, 9 0 10 anos no esta preparada para el coito y a nivel psicológico menos, su mente apenas esta saliendo de la niñez. Y si tienen dudas pregúntenle a un medico sobre los danos que se le causan a una criatura en su edad infantil hacerla objeto de acciones sexuales.

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.