23 feb. 2008

"Los pésimos ejemplos de dios"

La Biblia, según la Iglesia Católica, es “la palabra de dios”, la expresión de su voluntad y una descripción de su personalidad; la única de que se dispone para conocer al dios de una religión que, junto a otros elementos, está en la base de la cultura occidental.
El autor de este libro, Pepe Rodríguez, ha confrontado las traducciones más divulgadas de la Biblia, analizado sus contenidos y el resultado es demoledor: La palabra de dios ofrece historias inadmisibles en cualquier tiempo y lugar, rebosantes de violencia y expolios perpetrados sobre inocentes, incluidos menores; abundando las violaciones de mujeres, los parricidios e infanticidios, amén de ensalzar y premiar a cobardes, tramposos, xenófobos, adúlteros, asesinos y traidores que son aupados a héroes y guías del bien. He aquí algunos ejemplos:
* Abraham hizo pasar a su esposa Sara por su hermana, entregándola al placer de reyes y logrando así una fortuna.
* Jacob engañó a su hermano Esaú y a su padre Isaac, que era ciego, para apoderarse de los derechos de primogenitura.
* Lot ofreció a sus dos hijas vírgenes para impedir que los sodomitas violasen a dos ángeles.
* Tamar fue violada por su hermano Amnón, hijo de David.
* Noé maldijo a un nieto y a su descendencia porque su hijo menor le descubrió ebrio.
* El juez Jefté asesinó a su hija única para cumplir un pacto con dios.
* Mesa, rey de los moabitas, salvó a su país de la destrucción y de la furia de dios inmolando a su hijo mayor porque dios le había ordenado: si tienes un hijo rebelde, ¡mátale!
* El botín de guerra prototípico de la Biblia, según el mandato de dios, está constituido por ganado vacuno, burros y mujeres vírgenes.
* David forzó a una casada a ser su amante, hizo matar a su marido y, curiosamente, es uno de los hombres más alabados de la Biblia. De hecho, fue el rey elegido por dios para glorificar a su pueblo...
Los malos ejemplos suman docenas. Se trata, pues, de un libro inquietante y a la vez esclarecedor en la medida que, a base de desmenuzar enseñanzas supuestamente divinas, demuestra que la Iglesia Católica hace una lectura muy singular del libro más veces editado y el más vendido de la historia.
Pero, ¿es realmente también el libro más leído? Sólo Dios lo sabe...
Edita TEMAS DE HOY

3 comentarios:

  1. Rayos para una persona que analiza múltiples traducciones de la Biblia poco menciona las versiones protestantes de esta.

    Como sea desde hace mucho antes de que se inventara ese negocio de lucrar atacando a la iglesia, ya se había admitido que la Biblia no debe interpretarse literalmente.

    No hace falta leer ningún libro de un cuate que no tenía otra cosa que hacer para saber que el nacimiento de la humanidad no pudo darse como dice el génesis.

    Este libro no merece ni mi post.

    ResponderEliminar
  2. Psique, me parece que Pepe Rodríguez no menciona de masiado las versiones protestantes de la Biblia por la sencilla razón de que son similares, y de hecho las protestantes son más cortas (al faltarle los deuterocanónicos). La crítica de Pepe les cabe a todas las comunidades religiosas que sostengan que la Biblia es la palabra revelada de dios. Así, en tanto la Iglesia Católica Apostólica Romana considere a la Biblia como palabra de dios, es objeto de la crítica, de la misma manera que el judaísmo (en todos sus sabores: reconstruccionista, reformista, conservador, ortodoxo y ultraortodoxo), la Iglesia Universal del Reino de Dios, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Asociación de Congregaciones Cristianas de los Testigos de Jehová, la Iglesia Evangélica Reformada, la Iglesia Evangélica Pentecostal, la Iglesia de la Ciencia Cristiana, la Asamblea de Dios, la Iglesia del Evangelio Cuadrangular, la Iglesia de los Siete Enanos de Blancanieves, y otras agrupaciones de diversas calañas.
    Psique, los contenidos de las biblias "católicas" comparadas con los de las "protestantes" no son tan disímiles como para pensar que son libros distintos. Ese mito suele ser usual entre los católicos, que no conocen ni la Reina-Valera, ni la Nácar-Colunga... ni una ni otra, eres tú uno de ellos?

    ResponderEliminar
  3. Vuestros comentarios enriquecen la bitácora. Sinceramente, gracias.

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.