6 oct. 2009

"Hipatia de Alejandría"

Esta semana se estrena la película Ágora, de Alejandro Amenábar; cuyo personaje central es una mujer, Hipatia. Pero, ¿quién era Hipatia?
Hipatia de Alejandría, de Luis de Luna Valero, texto en el que está basado el guión del largometraje, recrea la biografía de una mujer extraordinaria que vivió en la segunda mitad del siglo IV y los primeros quince años del V (su fecha de nacimiento no ha podido ser precisada), en Egipto.
Era hija del astrónomo Teón y fue la primera mujer de la historia de la humanidad de la que se tiene noticia documentada de que estudió y desarrolló varias disciplinas, desde la Geometría hasta el Álgebra, pasando por la Filosofía y la Astronomía; convirtiéndose en profesora y en un referente cultural en los países que baña el Mediteráneo oriental; amén de ser un ejemplo de curiosidad científica.
Entre sus aportaciones cabe destacar que mejoró el diseño de los astrolabios e inventó el higrómetro.
Hipatia era persona de carácter fuerte y amaba profundamente su libertad, por lo que fue una mujer incómoda para las autoridades porque vivía haciendo caso omiso de las convenciones y de las restricciones de la época, lo que en cierto modo acabó costándole la vida.
Fue la profesora de los hijos de familias que formaban parte de la elite social de Alejandría y de otras ciudades de la riberas orientales del Mare Nostrum. Entre sus clientes había tanto cristianos como judíos y paganos. Al paso de los años algunos de sus alumnos formaron parte de la elite económica de la región u ocuparon altos cargos en el Imperio Romano, entre los que cabe citar a Silesio de Cirene (obispo de Ptolemaida, Macedonia) y a Orestes, que casualmente era el prefecto del Imperio Romano de Oriente en Egipto cuando la alejandrina fue asesinada (año 415 o 416).
El asesinato de Hipatia lo llevo a cabo uno de los grupos de cristianos radicales que periódicamente se enfrentaban entre sí en sangrientas luchas intestinas --casi siempre motivadas por discrepancias religiosas, incluso por meros asuntos rituales entre distintas sectas-- y que, sobre todo, se dedicaban a acosar y a perseguír a los paganos y ateos relevantes --caso de Hipatia-- y a los seguidores de otras creencias.
A decir de algunas fuentes, Cirilo de Alejandría ordenó la muerte de Hipatia; pero no hay pruebas documentales de ello. De lo que no cabe la menor duda, pues sí hay pruebas históricas, es de que el obispo o patriarca Cirilo --máxima autoridad cristiana en la costa egipcia en aquella época-- fue el inductor de esa y de otras muchas muertes, pues alentó sucesivos ataques contra los paganos, los ateos y los seguidores de otras creencias religiosas.
Edita SUMA DE LETRAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.