9 dic. 2009

"El hombre, un lobo para el hombre"

"La fosa que me ordenaron cavar tenía las dimensiones exactas de un ataúd. El oficial soviético las calculó con cuidado. Me midió con una vara, trazó unas líneas en el suelo del bosque y me indicó que cavara. Quería asegurarse de que yo cupiera dentro.
"Fui cortando enredaderas y raíces mientras el oficial vigilaba mis movimientos, con mirada atenta e inquietud creciente. Debía de tener mi edad: en el crepúsculo su rostro se veía suave y rosado; su cabello rubio sobresalía por debajo de la gorra como un brote de lino.
"Más rápido -dijo, y me golpeó con un palo en las costillas.
"¡No tenemos toda la noche!
"Arranqué frenéticamente los escombros que quedaban y hundí la pala en el suelo negro y blando. La tierra aceitosa se adhería a mis botas y se pegaba a la pala, que yo golpeé contra el terreno. Me imaginé atizando al oficial en la cabeza y me pregunté si alcanzaría a golpearlo antes de que se disparase su pistola, pero él parecía leerme el pensamiento: me apuntaba a la cara con el arma. Clavé la pala en el suelo con más fuerza y rapidez, procurando que los ángulos quedaran rectos y las paredes verticales, como había ordenado el oficial.
"A medida que la fosa iba tomando forma a mi alrededor, me imaginé boca abajo, atado y sangrando, con una bala en la nuca."
Los párrafos precedentes, entrecomillados, constituyen el prólogo del capítulo Frente bielorruso, que forma parte del recién editado El hombre, un lobo para el hombre. Sobrevivir en el Gulag; relato y testimonio en el que el ucraniano Januz Bardach y Kathleen Gleeson narran los avatares que vivió el primero durante su estancia en las cárceles soviéticas, así como sus experiencias como leñador, minero y enfermero en un campo de trabajo. Aparte de un espejo de sufrimientos y de un sistema penal aberrante, este libro también es una reflexión sobre la voluntad de supervivencia y sobre cómo preservar la humanidad cuando no hay rastro de ella.
Edita LIBROS DEL ASTEROIDE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.