25 dic. 2009

"Retrato de un hombre inmaduro"

Ingresado en un hospital, un sesentón que está a punto de fallecer confiesa sus recuerdos, razonamientos, sentimientos y sensaciones a un desconocido. El relato carece de hilo cronológico, los saltos en el tiempo son constantes y afloran los hechos de forma aleatoria, incluyendo detalles aparentemente nimios que con el paso de los años se han revelado esenciales.
El sesentón también rememora sus amores, sus deseos de libertad --ora frustrados ora satisfechos--, sus relaciones con los círculos de poder, los horrores que ha sentido o sufrido, las amistades de las que ha gozado y las que ha desperdiciado, la hipocresía propia y la ajena…
Se trata, en cierto modo, de un espejo en el que el autor, Luis Landero, refleja casos, cosas e individuos que ha conocido directa o indirectamente. Una lección, en definitiva, de cómo ver y relativizar la vida --¡también la propia!-- ante la muerte.
Luis Landero (Albuquerque, Badajoz, 1948) se licenció en Filología Hispánica por la Universidad Complutense (Madrid), ha sido profesor de Literatura en la madrileña Escuela de Arte Dramático y docente en la Universidad de Yale (Estados Unidos).
Como escritor se dio a conocer con Juegos de la edad tardía (1989), con la que obtuvo los premios de la Crítica y el Nacional de Narrativa, en 1990, luego publicó, entre otros trabajos, Caballeros de fortuna (1994), El mágico aprendiz (1998), El guitarrista (2002) y Hoy, Júpiter (2007).
Edita TUSQUETS

1 comentario:

  1. Muchas gracias por haberte hecho seguidor de ZuMo De PoEsÍa. Si quieres, puedes participar mediante sugerencias en nuestra selección poética.

    Aitor y yo siempre decimos que lo nuestro no es una antología, sino una "antojolía", porque ponemos los poemas que se nos antojan... Pero también podemos poner los que algunos amigos nos recomiendan.

    Un abrazo.

    Emilia Alarcón

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.