9 nov. 2010

"El cementerio de Praga"

El autor 
Parece mentira, pero ya han transcurrido treinta años desde que se publicó la primera edición de El nombre de la rosa, que fue el gran éxito de ventas y el gran baño de popularidad de Umberto Eco, máxime tras distribuirse la película que con el mismo título protagonizó Sean Connery.
Este año, hace apenas unas semanas, Eco ha visto publicada su sexta novela: El cementerio de Praga, ambientada en la Europa del siglo XIX, en la que narra y entreteje episodios protagonizados por reyes y revolucionarios, amén de una larga lista de figurantes.
El semiólogo italiano es, a fecha de hoy, uno de los intelectuales más respetados --o menos despreciados-- del país trasalpino.
Esta sexta narración de ficción de Eco ve la luz seis años después de La misteriosa llama de la reina Loana, que siguió a El péndulo de Foucault (1988), La isla del día antes (1994) y Baudolino (2000).
En rigor, El cementerio de Praga es un folletín cuya trama abarca desde los primeros años del siglo XIX hasta los primeros del XX. El relato arranca en marzo de 1897, en París, de la mano de un sesentón que alimenta pensamientos y sentimientos contradictorios y que, cerca del fin, escribe sobre su pasado en un ambiente extravagante y un tanto surrealista. Se trata del del capitán Simonini, una singular piamontés afincado en París que desde muy joven se ha dedicado a falsificar documentos. La novela gira en torno a los recuerdos de Simonini, que rememora su vida --que en parte también ha falsificado-- para volcarla en un papel, como si se tratara de una terapia, siguiendo los consejos que recibió de un tal doctor Freud...
Edita LUMEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.