18 nov. 2010

Libros que ayudan a conocer el pasado del Sáhara Occidental y la actualidad de la ex colonia española

El Sahara Occidental es noticia cícilicamente desde hace 35 años y estos días lo es, una vez más, por motivos desgraciadamente negativos. Para comprender lo que ocurre en el Sáhara Occidental es preciso --o debería serlo-- estar mejor informado del pasado reciente de la ex colonia española. CDL ofrece un listado de libros que ayudan a conocer el país saharaui, su historia y las circunstacias del contencioso que allí se dirime desde 1975, cuando España cedió la administración del territorio a los gobiernos de Marruecos y Mauritania --la segunda acabó retirándose-- a la espera de que se clebrara el referéndum que ordenaba Naciones Unidas, mandato que sigue sin cumplirse:  
* Sáhara: Memoria y olvido, por Yolanda Sobero, ed. Ariel (2010);  
* Relatos del Sáhara Español, varios autores, ed. Clan (2005);  
* Historias del Sáhara: El mejor y el peor de los mundos, Alejandro García Garcia, ed. La Catarata (2001); 
* Notas históricas sobre el Sáhara Occidental, Rafael Viñes Taberna, ed. Cabildo Insular de Gran Canaria (2003);   
* Estudios saharianos, Julio Caro Baroja, ed. Calamar (2008), y 
* La aplicación del principio de autodeterminación de los pueblos: Sáhara Occidental y Timor Oriental, Jaume Ferrer Lloret, ed. Universidad de Alicante (2002). 
DE INTERÉS: Breve historia del territorio, en "Sáhara Occidental: El país hermano al que el Estado español traicionó".

1 comentario:

  1. Los españoles llevamos 35 AÑOS rogando a Su Majestad Restaure el Sahara. ¿Por qué no lo hace? Porque hay petróleo, gas, fosfatos y pesca inagotables entre otros recursos y tal vez los quiera para él. Aquí no entra ni un céntimo en las arcas del Estado. Ya es hora de levantar un Tribunal Popular que juzgue a Su Majestad y a sus partidos, herramientas con las que se ha llevado a cabo el atraco al Pueblo español.

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.