11 ene. 2011

"Historia de Rusia en el siglo XX"

La historia de Rusia durante el siglo XX ha sido objeto de enriquecedoras revisiones tras la caída del estalinismo. No sólo porque se abrieron archivos oficiales que permitieron conocer acontecimientos sociales y políticos, avatares institucionales y datos de capital importancia económica, sino también porque numerosos testigos directos de hechos, decisiones y conversaciones de alto interés perdieron el miedo --amén de las cadenas-- y aportaron referencias y detalles sustanciales.  
Desde 1990, se han publicado nuevos textos sobre la revolución de octubre de 1917, sobre la planificación estatal, sobre Stalin y su entorno, sobre las condiciones de vida de las gentes o sobre las relaciones de la URSS con sus aliados y sus enemigos que han desmentido tópicos --tanto los de un lado como los del otro-- y han dado a conocer aspectos del régimen soviético y de la Rusia de siempre que ayudan a comprender lo que pasó, lo que ocurre y lo que puede venir.  
El autor de este libro, Robert Service, ya había contribuido al conocimiento de Rusia con una biografía de Vladimir Illich Ulianov, Lenin, entre otros trabajos, y ahora con esta historia general de Rusia ofrece una visión de conjunto de la evolución del país a lo largo de un siglo en el que el antiguo imperio de zarista --que conservó su acervo medieval hasta el último momento-- se convirtió, primero, en un laboratorio de ideas y después, en un Estado absurdo.  
De Lenin y de Stalin ya se había estudiado y escrito mucho --incluidos demasiados textos hagiográficos y satanizadores--, por lo que quizá las aportaciones más interesantes de Historia de Rusia en el siglo XX son las referidas a la etapa que va desde Jrushchov hasta Putin.  
Service ofrece claves que ayudan a entender el fracaso de la Perestroika que pilotaba Gorvachov y el triunfo del ex estalinista y maestro del oportunismo que fue Yeltsin.  
Edita CRÍTICA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.