14 nov. 2011

"La odisea de Marco Polo"


El autor de este libro de viajes, Harry Rutstein, ha cubierto el mismo recorrido que el mítico Marco Polo, que partiendo de Venecia y entrando en Asia a través de Turquía, recaló entre otros países en los actuales Irak, Irán, Afganistán y Pakistán, hasta llegar finalmente a China. En total, los 21.000 kilómetros que supuestamente hicieron tres miembros de una familia veneciana apellidada Polo entre finales de la década de 1270 y mediada la de 1290.
Rutstein ha hecho el mismo recorrido y ha realizado las mismas paradas que describe el texto clásico, para lo que ha utilizado diversos medios, desde caballos hasta tractores, además del ferrocarril, automóvil, balsas, camellos…
Marco Polo es un personaje de cuya existencia no hay documentos ni testimonios fidedignos, pero del que se ha confeccionado una biografía casi completa en base a los datos y hechos que una o varias personas que viajaron a Oriente contaron o escribieron, amén de numerosos detalles añadidos con el paso del tiempo, más o menos creíbles, pero todos inventados. Es más, el mítico viajero incluso tiene fecha de nacimiento, en 1254, en Venecia, naturalmente, donde también habría fallecido en 1324.
Según esa biografía generalmente aceptada y que la mayoría de personas dan por cierto que corresponde a un personaje real, Marco Polo, su padre y el hermano de este viajaron hasta Cambaluc (Pekín) siguiendo la Ruta de la Seda y residieron en China durante 17 años. 
Siempre según la leyenda, habrían sido ellos los que introdujeron en Europa la pasta y la pólvora, entre otros inventos y conocimientos chinos --lástima que la pólvora, por ejemplo, ya fue utilizada en la batalla de Niebla (Huelva) varios decenios antes de que los hipotéticos Polo regresaran a Europa --del hecho bélico acaecido en Andalucía existen pruebas. Sabido es que la pólvora llegó a Europa de la mano de los árabes o de los turcos, aunque hay disparidad de criterios a la hora de precisar quienes la utilizaron primero en el Viejo Continente. No obstante, también hay referencias de que en el siglo XII ya se usaba en China.
Investigadores rigurosos, dejando de lado creencias y sorteando guiños ahistóricos que figuran en el libro original, han rastreado los orígenes del personaje y han concluido, aunque sólo a título orientativo, que el mítico Polo podría tratarse de un varón originario de la pequeña isla de Curzola, en el litoral de la actual Croacia, en la histórica Dalmacia; enclave donde existe una casa que perteneció a una antigua familia apellidada Pol, nombre que coincide con datos registrados en el Chronicon Iustiniani (1358). Uno o más miembros de esa familia Pol  se habrían afincado en Venecia, e incluso ha sido identificado su escudo familiar, en el que figuran tres pájaros de agua que en Dalamacia se denominaban pol y en Venecia, pola. Palabra esta última de la que se derivarían los apellidos Polo y Pollo, que desde hace ya siglos son bastante comunes en el noreste de la actual Italia.
Sea como fuere, uno, dos, tres o más comerciantes con espíritu aventurero, originarios de alguna localidad de la costa adriática y partiendo de Venecia, habrían arribado a China y, de regreso, habrían escrito o inspirado con sus relatos al autor o autores del popular libro de viajes; texto este que ha convertido a Marco Polo en un personaje para el que incluso se han creado rostro, aspecto físico, ropaje, personalidad... 
Del viaje y de los lugares que pisaron los legendarios mercaderes venecianos, que probablemente eran miembros de una familia dálmata, ofrece interesantes descripciones y excelentes fotografías este libro de viajes de Harry Rutstein. 
Edita NOWTILUS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.