14 sept. 2009

"Animal spirits: Como la psicología humana dirige la economía"

En su comparecencia en el Congreso para analizar la crisis económica, Zapatero habló ante todo de dar confianza. Era muy difícil que lo consiguiera porque, como él mismo señaló, esa crisis se ha instalado en las sensaciones y temores de los ciudadanos, lo que es un intangible tan importante o más que los datos objetivos.
Así empezaba el artículo-crónica que firmaba Joaquín Estefanía en El País del pasado domingo, referido a las circunstancias que rodearon la comparecencia parlamentaria del presidente de Gobierno español a la hora de hablar de asuntos económicos y de la manida crisis.
En el mundo de la economía, la psicología prima muchas veces sobre las cifras --sigue el texto de Estefanía--. La psicosis (al paro, a la pérdida del poder adquisitivo, a la reducción del valor de las propiedades, sean viviendas o acciones...) retroalimenta el ciclo. Es lo que Keynes denominó los animal spirits en su Teoría general: el factor irracional, la variable anímica en la determinación del nivel de actividad económica general. Las expectativas de los inversores o de los consumidores se forman basándose en el temor o la confianza comunes. Ese comportamiento son los animal spirits.
Los mismos son difícilmente mensurables. Pero se intenta su medición. El último índice de confianza de los consumidores del Instituto Oficial de Crédito (ICO), que se elabora consultando a una muestra de un millar de personas, correspondiente al mes de agosto, manifestaba un cierto respiro en el pesimismo, contra todo pronóstico, por la bajada del precio del petróleo. Pero no es suficiente muleta como para presumir, como hizo Zapatero en el mismo acto, de que los índices de confianza muestran una notable recuperación de las expectativas de los españoles, de su confianza en el futuro.
Y de todo eso y más versa Animal spirits: Como la psicología humana dirige la economía, libro mediante el que sus autores, George Akerlof y Robert Shiller retan las teorías ultraliberales (favorables a las desregulaciones) que eran poco menos que santa palabra hasta que explotó la burbuja financiera (las hipotecas basura) y luego, en el caso español, la burbuja inmobiliaria; la cual, por cierto, todavía no ha destilado todas las pestilencias , miserias y perversiones que escondía... ¡y todavía esconde!
Edita GESTIÓN 2000

2 comentarios:

  1. Тhаnk you for shaгing youг info.

    I trulу аρprеciate yοuг effortѕ аnd I am
    waiting for уour further wгite uρs thankѕ once again.


    my blοg post: Chemietoilette

    ResponderEliminar
  2. Simply desire to say your article is as astonishing.

    The clarity in your post is simply spectacular and i could assume you
    are an expert on this subject. Well with your permission allow me to grab your
    feed to keep updated with forthcoming post. Thanks a million and please continue the
    rewarding work.

    Visit my blog double bathroom vanity
    My web site: time zones

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.