3 abr. 2010

"De focas daltónicas y alces borrachos"

Evidentamente, los seres que habitan la Tierra no son perfectos pese a que la evolución ha ido dotando a todos ellos de capacidades, herramientas y poderes para sobrevivir; muchos de esos avances están probados pero la inteligencia y el conocimiento humanos apenas han empezado a descifrarlos y comprenderlos en su justa medida.
Pero hay fenómenos que en principio son todavía más difíciles de comprender. Entre estos misterios destacan los que protagonizan animales que en un momento dado han adquirido comportamientos y hábitos que revelan fallos de diseño, ¿o acaso son simples errores puntuales de funcionamiento?...
Por ejemplo, hay especies animales que han desarrollado habilidades y adoptado costumbres que no sirven precisamente para garantizarles la supervivencia. Así, hay culebras que se vuelven locas por engullir ciertos alimentos que, paradójicamente, las envenenan; las focas no distinguen el azul del mar, y los cisnes acostumbran a enamorarse de los botes movidos a pedales en los que los humanos pasean sobre los lagos. Sin embargo, a pesar de esos y de otros absurdos, las especies con fallos de programación han logrado sobrevivir.
En este libro, Jörg Zittlau explica las causas de esas y de otras anomalías tanto o más sorprendentes.
Edita PLANETA

1 comentario:

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.