13 jul. 2010

"Belén Esteban: Una chica de San Blas y poco más"

Esteban y su hija, una menor que ha sido y es provechosamente utilizada
El autor de este libro, Julián Fernández Cruz, afronta un reto que sólo aparentemente es fácil: describir qué representa Belén Esteban, ciudadana que con el interesado patrocinio de Tele5 se ha convertido en uno de los fenómenos sociales y mediáticos más reveladores de la España contemporánea.
De entrada, tal como el autor reseña en uno de sus capítulos, es obligado dejar constancia de que la Esteban original no era vecina de San Blas, sino de un barrio aledaño denominado de Bilbao, conformado por casas de protección oficial en la que residen gentes tan humildes como respetables, entre las que se crió y maduró la perla económica de Tele5, personaje que aquilata la radical visceralidad de quienes sobreviven o se enriquecen a costa de lo que sea, a la vez que personifica a quienes se regodean en su ignorancia --actitud que algunos iluminados de la psico-sociología adornan con denominaciones como autenticidad...
Muy probablemente, nada ni nadie ha sido ni es tan representativo como la Esteban de la llamada telebasura, ni siquiera Alessandro Lecquio, tampoco los protagonistas del Gran hermano, programa del mismo canal televisivo que con el paso de los años ha alcanzado cotas de vulgaridad difíciles de batir.
Belén Esteban, una muchachita insegura que carecía de amor propio, ha sido convertida en estrella de la televisión por haber sido la amante de un torero y "por haberse dejado embarazar".
Si a esos dos ingredientes tan inanes como mediáticamente aprovechables, se suman la aculturización --en gran medida cultivada por ella misma-- y la ausencia casi absoluta de vergüenza, es relativamente fácil entender que más de dos millones de telespectadores se interesen a diario por las andanzas y opiniones de una persona con la que Tele5 pone un espejo que refleja a un segmento de la sociedad española que se caracteriza por el embrutecimiento cultural y la molicie intelectual.
Tan bien lo hacen los inventores del fenómeno Esteban, que han demostrado lo acertada que es la tesis de que pensar cansa; entre otras cosas, porque pensar impide disfrutar de ese sentimiento de felicidad que propicia el autoabandono.
Esa chica criada en el barrio de Bilbao coprotagoniza actualmente un espacio denominado Sálvame, en Tele5, donde la Esteban y el ¿periodista? J. J. Vázquez rivalizan a la hora de decir tonterías, superficialidades y recurrir a lo que sea --sobre todo a expresiones barriobajeras y juicios de valor estúpidos-- con tal de mantener la atención de cientos de miles de telespectadores felices...
Sin duda, cuando la Esteban deje de ser rentable será abandonada a los perros... Y lo más probable es que quienes más dinero han ganado con el fenómeno figurará entre los que con mayor dureza criticarán a la destronada. Ya lo han hecho con anterioridad.
La momentánea fortuna que acumula la Esteban por vender su personalidad es una miseria si se compara con el coste que su ceguera tiene y tendrá para ella misma, para su hija y para cuantos la rodean --¡que son pocos!, pues hasta la mayoría de sus ex vecinos y vecinos actuales la desprecian, tal como revelan los testimonios recogidos en el libro.
El de Fernández Cruz es, pues, un trabajo que vale la pena leer para saborear con didáctico realismo lo esencial de unos criterios televisivos aberrantes y, al mismo tiempo, conocer un poco mejor a un segmento de la sociedad española que cabe calificar de lumpenproletariado, una masa social que ha sido y es fundamental para quienes ganan cuotas de poder gracias a la ignorancia y al embrutecimiento.
Edita AKAL/FOCA

2 comentarios:

  1. Felicidades D. Julián en sus dos obras publicadas en excasos 9 meses ha tenido Ud el valor de enfrentarse a dos monstruos mediáticos producto esta ultima de Marketing televisivo, sabíamos que la Belén no era trigo limpio, pero con pruebas y entrevistas Ud lo ha conseguido, de nuevo felicidades, he leido el libro y es muy interesante-
    Adolfo.

    ResponderEliminar
  2. Os invito a leer este post que acabo de publicar sobre el "mundo rosa":

    http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2010/07/se-les-gasto-el-morbo-de-tanto-usarlo.html

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.