26 ago. 2010

"El exilio de Hitler"

Hay quienes han presentado este libro del periodista argentino Abel Basti diciendo o escribiendo que su teoría es sorprendente. Pero de sorprendente no tiene nada, pues la tesis de que Adolf Hitler y su esposa Eva Braun no se suicidaron en el búnquer berlinés es vieja.
De hecho, apenas un mes después de la capitulación germana ya se especuló con la posibilidad de que los cuerpos semicarbonizados que supuestamente halló el ejército ruso en el exterior del búnquer --si bien Moscú jamás mostró los cadáveres-- fueran de sendos dobles.
Basti desarrolla con riqueza de detalles, aunque ninguno probado de forma indubitable, la teoría de que Adolf Hitler consiguió abandonar Alemania, pasó a Austria, luego a España y poco después emigró a Argentina.
Basti, que defiende desde hace años esa personal versión de la historia, aporta en este libro un documento presuntamente alemán --aunque hallado en su país, Argentina-- en el que Hitler figura como uno de los pasajeros evacuados en un avión que hizo la ruta Austria-Cataluña el 26 de abril de 1945.
Con anterioridad, Basti ha publicado Bariloche nazi, Hitler en Argentina y Destino Patagonia. Cómo escapó Hitler: "No tengo duda de que cuando concluía la segunda guerra mundial Hitler se escapó de Alemania bajo un escudo protector de sectores de poder anglo-norteamericanos, los mismos que lo habían financiado para que, de humilde pintor, llegara a ser canciller de Alemania", ha declarado el periodista, lo que otorga a su tesis un alcance político y temporal que trasciende los propios de la guerra desatada por los nazis cuando finalizaba la década de 1930.
Es más, Basti ha llegado a teorizar que poco antes de concluir la conflagración Washington y Berlín sellaron un pacto secreto para facilitar la huida de dirigentes hitlerianos, así como transportar a EE UU tecnología alemana, documentos y divisas.
Berlín-Linz-Barcelona-Santander-Vigo-Bariloche
Este nuevo libro de Basti contiene pasajes tan bien construidos que son creíbles. Así, por ejemplo, relata que la tarde del 22 de abril de 1945, tres días antes del suicidio de la pareja --hecho este del que sí hay varios testimonios coincidentes--, un doble del Fuhrer se incorporó al grupo de personas hospedadas en el búnquer de la cúpula nazi. Ese mismo día, siempre según el autor del libro, el auténtico Hitler viajó en avión de Berlín al aeropuerto de Hörsching, en las inmediaciones de Linz (Austria), acompañado de ocho personas, entre las que figuraba su esposa. Esto, según Basti, fue corroborado por Heinrich Müller, jefe de la Gestapo, cuando fue interrogado por la CIA. Y el 26 de abril la pareja viajó también en avión desde Hörsching hasta Barcelona.
"La presencia de Hitler en España --ha explicado el autor-- me la confirmó un hoy anciano sacerdote jesuita cuya familia era amiga del jefe nazi". El cura también informó al autor de que el Fuhrer también recaló en Santander, donde se habría reunido con otros jerarcas nazis huidos. Finalmente, Hitler embarcaría en Vigo en un submarino alemán que, tras una breve escala técnica en Canarias, habría navegado hasta la costa sur de Argentina, adonde según el relato llegó en julio o agosto de 1945. La pareja, según Basti, se afincó en Bariloche, en el extremo sur del país austral.
Edita ABSALON
..
BIOGRAFÍAS de Adolf Hitler que CDL recomienda (relacionadas por orden alfabético del primer apellido de los autores):
* Fest, Joachim: Hitler: Una biografía, editada por Planeta, Barcelona, 2005;
* Fest, Joachim: El hundimiento: Hitler y el final del Tercer Reich, ed. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2003;
* Heiber, Helmut: Hitler y sus generales, ed. Crítica, Barcelona, 2005;
* Kershaw, Ian: Hitler 1889–1936 y Hitler 1936-1945, ed. Círculo de Lectores, Barcelona, 2000;
* Solar, David: El último día de Adolf Hitler, ed. La Esfera de los libros, Madrid, 2004;
* Steinert, Marlis: Hitler, ed. Javier Vergara, Buenos Aires, 1996; y
* Trevor-Roper, Hugh: Los últimos días de Hitler, ed. Nuevas Ediciones De Bolsillo, Barcelona, 2003.

6 comentarios:

  1. Querido amigo, llevo años estudiando (por hobby) la vida de Hitler. Ahora mismo estoy con la que creo es la mejor; la de Ian Kershaw.

    Me parece sorprendente que ni uno sólo de los mejores biógrafos, personas de comprobada seriedad, haya hecho ni siquiera la más mínima alusión a esa posible huída.

    Evidentemente, esto, no ivalida la posibilidad, un tanto rocambolesca, de la huída, vía España, pero si la pone en cuestión.

    Además, ¿qué sentido tenía facilitar la huída de Hitler a la Argentina. ¿Por qué? Carce por completo se lógica.

    Y aún más. ¿Cómo es posible que los servicios secretos de israel no se enteraran de su paradero y si localizaran a un personaje comparativamente menor, como Eichmann.

    Seguramente un juicio de Hitler en Jerusalem hubiera sido algo impresioante. ¿O también el Mossad estaba de acuerdo en la huida?

    Sin querar descalificar la obra, que aún no he leído, me parece que hay mucha fantasía.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. A Txema,
    Coincidimos en Kershaw.
    El libro de marras, el de la huida de Hitler-Braun a Barriloche, ha sido incluido en la sección "Narrativa/novela histórica" --no en la de "Historia"-- por motivos que huelga exponer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. vean los detalles de ese libro en:
    http://elexiliodehitler.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Si, evidentemente huelga exponerlos.

    un saludo y adelante con su página que es muy buena.

    ResponderEliminar
  5. ...Ok, pero en concreto, de existir el exilio (o el abandono, mejor dicho), que elementos coherentes puedieran conectar a las naciones de EEUU, Argentina, Rusia y Gran Bretaña ?...
    Es tanto el compromiso que ha hecho emplear la informacion por parte de Hitler de acuerdo a que permite a estas naciones tener "tejado de vidrio" y guardar tanto silencio?

    ResponderEliminar
  6. en lugar de sinthesis y malas copias ver www.hitlers-escape.com (copy 1999) resumen del libro de 500 paginas y de la thesis original de patrick burnside vean capitulo x capitulo para poder examinar todos los documentos desclasificados con mapas y fotos de los lugares y actores objetos de la investigacion que ofrece una alternativa viable como documentada sobre el fin ultimo de adolf hitler al contrario de la version consolidada de hug trevor roper desde medio siglo con los ultimos dias de hitler una hipotesis sin ninguna prueba o documento aportado mas alla de voces de unos testigos que no vieron lo importante y si vieron algo todos lo describen de manera distinta y de manera demasiado sintetica y a falta de cuerpo hay que investigar y no tomarse un cuentito de unas paginas como dogma o verdad indiscutible.

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.