15 ago. 2010

"Las uvas de la ira"

Una excelente noticia: Tusquets ha reditado la versión castellana de Las uvas de la ira (The grapes of wrath), del estadounidense John Steinbeck (1902-1968); novela que casi siempre ha sido difícil encontrar en el mercado, pues desde siempre y una tras otra se agotan todas las ediciones y reimpresiones que se ponen a la venta.
De modo que quienes no hayan leído el excepcional relato y deseen hacerlo deberían acudir lo antes posible a su librería habitual a encargar un ejemplar. Una novela, por cierto, que merece el calificativo de "histórica", pues es un espejo altamente fiable de un momento histórico en un espacio concreto.
Steinbeck escribió y rescribió Las uvas de la ira varias veces, nunca le acababa de convencer el resultado. Finalmente, la novela fue publicada en 1939 y, aparte de constituir un éxito de ventas, contribuyó a echar por tierra algunas de las falacias con las que las gentes de orden intentaron ocultar los devastadores efectos --incluso demográficos-- que tuvo en Norteamérica la Gran Depresión que asoló la economía del país tras el crac bursátil de Wall Street, acaecido en otoño de 1929.
Durante los años treinta del siglo pasado el hambre y las enfermedades derivadas de la deficiente alimentación afectaron directamente a no menos de diez millones de estadounidenses, según los cálculos más optimistas. Casi todos ellos eran campesinos, obreros y trabajadores de los servicios que habían perdido el empleo en la costa Este, en Chicago y otras zonas industriales y que abandonaron las ciudades para buscar en el rural algo que llevarse a la boca.
Básicamente, la novela describe las penurias que vivieron los pequeños propietarios del campo y los agricultores asalariados o que trabajaban tierras en régimen de arrendamiento, todos ellos condenados a la miseria por motivos económicos ajenos a ellos y que ni siquiera llegaban a entender.
Los principales protagonistas del relato de Steinbeck son los miembros de la familia Joad, que han sido expulsados de sus tierras, en Oklahoma, y a bordo de su destartalada camioneta se suman a las decenas de miles de personas que en automóvil, en carro o andando atraviesan el país hacia el Oeste, sobre todo hacia California, donde la profunda y larga recesión no se acusa con tanta intensidad y todavía es posible obtener empleo en el campo, aunque casi siempre con carácter eventual y mal pagado.
Un año después de la publicación de Las uvas de la ira, el cineasta John Ford filmó la película del mismo nombre, que fue nominada a siete Oscar, si bien solo obtuvo dos, uno a la mejor dirección y el otro a la mejor actriz de reparto (Jane Darwell).
Steinbeck, que en 1940 recibió el Premio Pulitzer, fue galardonado con el Nobel de Literatura en 1962 por el conjunto de su obra.
Edita TUSQUETS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.