28 oct. 2008

Eduard Punset: "Por qué somos como somos"

"Acabo de escribir el prólogo del libro de la Biblioteca Redes titulado Por qué somos como somos [escribe Eduard Punset]. Lo publicará en octubre la editorial Aguilar y recoge las reflexiones vertidas en la realización de una veintena de programas dedicados a este tema. ¿Por qué queremos saber cómo somos?
"Se trata de la primera pista para intentar ser de otra manera y rescatar de las tinieblas y el dogmatismo el código de los muertos que todavía rige el destino de miles de millones de personas. ¿Cuántos años serán precisos para que las pautas configuradas para situaciones tribales de hace miles de años den paso a sugerencias más adecuadas a unos humanos que acaban de triplicar su esperanza de vida y no saben qué hacer con sus 40 años de vida redundante?
"A finales de los años 50 tuve la suerte, con apenas 20 años, de saber inglés. Podía haber sido traductor en la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en Ginebra, Suiza. Me negaron el puesto por una razón que no tenía nada que ver con mis dotes lingüísticas, o por mi falta de ellas. Tenía un hermano menor que ya era funcionario en la sección de presupuestos de la OIT. Hoy en día nadie se fija en esto, aunque este código particular tenía su razón de ser, probablemente, para evitar que los intereses familiares o tribales interfirieran con el cometido objetivo del trabajo o institución pertinente. Se trata de una prescripción de los antiguos que hemos considerado inútil y que hemos preferido aniquilar. Con razón o sin ella."
¿Le interesa? Siga leyendo el artículo-presentación del libro en la bitácora del propio autor: Blog de Eduard Punset.
Edita AGUILAR

"A porta de Mayo"

Pódese gañar unha guerra e perder todas as batallas. Podénse gañar todas as guerras e perder todas as batallas dunha familia. Ata a loucura, ata a morte. Unha tumba nun prado, a carón dun torreón. Patricio Mayo inventa cada vez unha historia distinta para agachar a súa verdade. Desde o corpo do seu devanceiro, o nobre irlandés Patrick O’Mayo, que quixo unirse á terceira cruzada de Corazón de León pero equivocouse de costa para desembarcar en Galicia, ata os mortos máis innomeables da guerra civil.
Clara e Manuel escriben unha novela sobre o seu devanceiro, o despistado e desmesurado irlandés, mais viven ao mesmo tempo a tragedia final dunha familia condenada á desaparición. E a tumba do prado do torreón, o seu escuro segredo, leva a atoparse con todos os fantasmas dos Mayo. Ata a loucura, ata a morte.
Edita XERAIS

16 oct. 2008

Fernando Savater, Premio Planeta 2008 con "La hermandad de la buena suerte"


El filósofo y escritor Fernando Savater (San Sebastián, 1947) ha obtenido el Premio Planeta 2008, por el que recibirá 601.000 euros (100 millones de las antiguas pesetas). El galardón lo recibió durante una cena de gala celebrada en Barcelona que fue presidida por la infanta Cristina.
La novela ganadora, La hermandad de la buena suerte, es un relato de ficción puro y duro, con todo lo que esto comporta; tal como Savater ha remarcado, "es una obra de ficción, ya sé que ahora se llevan las novelas realistas, pero ésta no se parece a las cosas que se hacen ahora. No sale la guerra civil española, ni la de Troya, ni ninguna otra guerra. Más difícil todavía, no sale ni siquiera una catedral. Es una novela de aventuras con un poquito de aliño metafísico --ha declarado el autor--. En el fondo, lo importante es tanto lo que ocurre como lo que sienten los personajes. Me he preocupado mucho para que cada capítulo tenga cierta entidad y que no sea un simple tránsito porque creo que el noventa por ciento de las novelas de hoy son puro relleno, aunque puede ser que el relleno sea bueno".
Savater se suma a la nómina de escritores ya reconocidos a los que Planeta otorga su premio, que es el mejor dotado de las letras castellanas. El jurado estaba compuesto por Álvaro Pombo, Carmen Posadas, Rosa Regàs, Alberto Blecua, Alfredo Bryce Echenique, Pere Gimferrer y Carlos Pujol.
La obra finalista, premiada con 150.250 euros, ha sido Muerte entre poetas, de Ángela Vallvey (San Lorenzo de Calatrava, Ciudad Real, 1964), que cabe inscribir en el género de la novela policíaca.

15 oct. 2008

El Nobel de Economía describe el "Después de Bush"


Paul Krugman (Albany, EE UU, 1953), Premio Nobel de Economía 2008, ha llegado a ser calificado el economista más notable de su generación por la revista The Economist. Pero al margen de titulares destinados a llamar la atención, lo esencial es que el Nobel de Economía de este año es un especialista en comercio internacional y estudioso de las perversiones del monetarismo y del ultraliberalismo, habiendo elaborado varias aportaciones teóricas (todas basadas en hechos) que ponen blanco sobre negro el origen de las crisis cambiarias (como la de los años noventa originada en Asia) y el trasfondo de las políticas del Fondo Monetario Internacional.
Licenciado por la Universidad de Yale en 1974, tres años después se doctoró en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en el ámbito político Krugman ha sido un tanto contradictorio, pues pese a sus posiciones --más próximas al Partido Demócrata que al Republicano-- ejerció de asesor de Ronald Reagan, cuya presidencia propició el moderno ultraliberalismo estadounidense. Sin embargo, hoy Krugman es --junto a Joseph Stiglitz-- uno de los economistas que con mayor rigor científico han criticado los criterios económicos de la Administración Bush.
En la evolución de Krugman jugó un papel fundamental el caso Enron (el consorcio del sector de la energía de EE UU que manipulaba sus cuentas), en el 2001, que provocó que las tesis de juventud del economista adquirieran profundidad, vinculando las transacciones comerciales con los espectaculares y desregulados movimientos de capital que han caracterizado la globalizada economía de los últimos años.
Los libros de Krugman merecen lectura aunque hay fragmentos que no son fáciles de digerir y exigen cierto grado de formación en Economía. En todo caso, Después de Bush es un trabajo asequible al lector medio y que tiene el valor añadido de que aborda aspectos cercanos en el tiempo, lo que ayuda a entender el alcance económico de las aventuras bélicas de Bush en Irak y Afganistán; decisiones que no sólo han hipotecado la economía estadounidense de forma grave, sino que también han condicionado la marcha de la economía internacional, empezando por los mercados del petróleo, amén de desperdiciar ingentes cantidades de dinero público.
Edita CRÍTICA

12 oct. 2008

Morreu o poeta Ramiro Fonte, exemplo de ética cultural

O literato Ramiro Fonte (Pontedeume, 1957) faleceu na madrugada de onte no hospital de Bellvitge (Barcelona), onde permeneceu ingresado desde o pasado 23 de setembro debido a unha longa e grave infirmidade. Só tiña 51 anos de idade.
Durante os últimos meses, Fonte ultimou unha antolóxica da súa obra poética, que está a piques de saír á rúa grazas á Sociedade de Cultura Valle Inclán de Ferrol. O autor tivo oportunidade de ver o libro poucos días antes de morrer.
Fonte, que é un dos escritores contemporáneos máis influentes na vangarda das letras galegas, non tivo grandes éxitos de público pero o seu traballo e os seus criterios éticos van máis alá da inmediatez que hai tempo está a condicionar a vida cultural: "A miña obra pode ter un certo prestixio entre algúns sectores --declarou recentemente ao semanal Culturas de La Voz de Galicia--, pero non tivo éxito; paguei cara a miña independencia. Ademais, nunca fun deses que van pregoando por todas partes a súa mercadoría, e desde rapaz mostreime moi crítico cun medio cultural tremendamente caciquil".
A obra poética de Fonte, na que mellor se ten expresado o autor, é a seguinte : As cidades da nada, 1983; Designium, 1984, que obtivo os premios da Crítica de Galicia e o Losada Diégeuez de Creación; Pensar na tempestade, 1986; Pasa un segredo, 1988, polo que mereceu o Premio da Crítica Española; As lúas suburbanas, 1991; Adeus norte, 1991, Premio Esquío; Luz do mediodía, 1995; Persoas de amor, 1995; O cazador de libros, 1997; Mínima moralidade, 1998, Premio Miguel González Gracés; Capitán Inverno, 1999; e A rocha dos proscritos, 2001.
No eido da narrativa, destacan Catro novelas sentimentais, 1988; Aves de paso, 1990, e a triloxía Vidas de infancia, 2003-2007; e tamén publicou o ensaio Fermín Bouza-Brey e a súa obra literaria, 1992, entre outros traballos e estudos.
LIGAZÓNS DE INTERESE: Entrevistas a Ramiro Fonte en EL PAÍS e LA VOZ DE GALICIA; e a ficha do autor na editorial XERAIS.

9 oct. 2008

Jean-Marie Gustave Le Clézio, Nobel de Literatura 2008

Jean-Marie Gustave Le Clézio (Niza, 1940) ha sido distinguido hoy con el Premio Nobel de Literatura 2008: "Nos decidimos por Le Clézio porque es un escritor de la ruptura, de la aventura poética y del éxtasis sensual. Es un explorador de la humanidad que va más allá y que entra en las entrañas de la civilización reinante", ha reseñado la portavocía del Comité Nobel.
Los relatos en los que Le Clézio critica valores de la civilización occidental --en los que introduce episodios autobiográficos-- han influido sobremanera en la decisión del jurado, que en cierto modo ha optado por marcar distancias con la cultura que merece la catalogación de oficial.
Entre los trabajos de Le Clézio destacan, según los críticos literarios franceses, las novelas El africano (editada en 2004), Onitsha (1991) y, sobre todo, Urania (2006), que en Francia y Norteamérica (el autor reside actualmente en Nuevo México, EE UU) incluso ha obtenido excelentes resultados comerciales.
El nuevo premio Nobel, hijo de una francesa y de un inglés, estudió Literatura y ejerció la docencia en la galesa Bristol, la inglesa Londres y la francesa Aix en Provence. Se trata, pues, de una persona de formación multicultural, por lo que --al margen de que el francés sea la lengua en la que acostumbra a escribir-- sería inadecuado encasillarlo en un solo ámbito cultural o nación.
Le Clézio es el décimocuarto escritor nacido francés que obtiene el Nobel.
MÁS INFORMACIÓN sobre el premiado, en EL CULTURAL.

8 oct. 2008

"China, de la A a la Z"

Xulio Ríos, director del Instituto Galego de Análise e Documentación (Igadi, entidad implicada en el conocimiento cabal del mundo), ha elaborado un didáctico ensayo que, a modo de diccionario, ofrece las claves fundamentales para entender lo que significa y lo que significará China.
El gigante asiático, del que demasiados europeos sigue teniendo una visión tan exótica como simplista --incluidos aquellos que reducen China a la figura histórica de Mao Ze Dong-- posee un bagaje cultural, incluido el científico, que para sí quisieran algunos de los países de Occidente que se autocalifican de altamente civilizados. A estas alturas todavía es necesario recordar que la pólvora y la imprenta, por citar sólo dos ejemplos, eran utilizadas en China decenas de años antes que en Europa. El desconocimiento del planeta chino es proverbial.
China está de moda, en esto hay coincidencia general. Máxime a causa de la celebración de los juegos olímpicos en Pekín; pero no nos engañemos, sigue suscitando desconfianzas y las transformaciones que vive el país son analizadas desde un punto de vista estrictamente occidental, sin considerar la actitud ni los criterios propios de los chinos y, en general, sin atender a que Asia --con China, India y Japón al frente-- constituye un mundo cuya comprensión exige menos tabúes, más atención y, sobre todo, más respeto.
Xulío Ríos, que conoce a fondo China --pues al margen de conocimientos atesorados ha vivido en el país-- forma parte del equipo de expertos de Casa Asia, de modo que su libro no sólo se beneficia del espejo de un sinólogo acreditado, sino que está planteado desde el punto de vista de quien es consciente de que urge arrumbar el eurocentrismo, que no el europeísmo.
Para entender China, incluido su inevitable florecer económico, es preciso poner una primera y sólida piedra; por ejemplo, leyendo este libro.
Edita POPULAR

3 oct. 2008

"Einstein. Su vida y su universo"

Albert Einstein (Ulm, Alemania, 1879-Princenton, EE UU, 1955) fue un tipo extraño. Dicen que tenía una punta de insolencia y era visceralmente inconformista, si bien con los años perdió pasión y en ocasiones --una vez alcanzada la fama-- se acomodaba.
Siempre obvió las ortodoxias y los formalismos, y hay quienes afirman que era un tanto maleducado, huidizo, como si se ausentara; era poco dado a respetar gestos y tradiciones sociales e hizo gala de su irreverencia ante la autoridad, hija de un instintivo rechazo a todo aquello que supusiera negarse a sí mismo.
Aunque en muchos ámbitos a Einstein se le identifica inmediatamente como judío, que era la religión de sus padres, él apenas prestó atención a esa cuestión y sólo cuando se iniciaron las persecuciones nazis en los años treinta abrazó sus orígenes, de los que había prescindido con la misma naturalidad que hizo con su nacionalidad alemana.
Este libro, que otorga tanta importancia a la cara humana de Eisntein como a sus logros y significados científicos, es quizá la biografía más completa y fiel del genio germano-americano.
En el fondo y en la superficie, Einstein era una permanente contradicción y se aclimató a ella: “Para castigar mi desprecio a la autoridad, el destino me ha convertido en autoridad a mí mismo”, dijo en una ocasión.
Fue el propulsor de la llamada revolución cuántica y, al poco, se opuso a ella debido al temor que le inspiraban las posibles consecuencias de sus teorías. Reverenciaba la ciencia con ardor casi infantil, pero al mismo tiempo se llegó a declarar profundamente religioso, aunque su religiosidad era ajena a todo culto y mantenía una actitud que cabe calificar de panteísta. Su desastrosa vida familiar y afectiva tuvo mucho que ver con su apego a la soledad.
En definitiva una personalidad singular que la biografía de Walter Isaacson ayuda a vislumbrar.
Edita DEBATE

2 oct. 2008

"28 historias de sida en África"


Estos días es noticia la confirmación científica de que el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) es una enfermedad que ya tiene, como mínimo, un siglo de vida. Según el estudio coordinado por la Universidad de Arizona (Tucson, Estados Unidos) que esta semana publica la revista Nature, la cepa de sida más extendida en el mundo comenzó a expandirse entre los humanos entre 1884 y 1924, no durante la década de 1930, como se consideraba hasta ahora.
Pero, ¿cuáles son las situaciones que se viven, sobre todo en África?, que es el continente donde el mal se inició, al pasar de los chimpancés a los humanos y donde la enfermedad más se ha expandido.
Las más recientes estadísticas informan que el sida está presente en todos los países del mundo y los cálculos más conservadores cifran en 37 millones el número de enfermos. ¡Siete de cada diez de los contagiados viven en el África subsahariana!
Este libro de Stephanie Nolen narra 28 historias reales que ayudan a entender desde dentro el problema que supone el sida en África, tanto desde un punto de vista humano y social como económico. Los relatos de Nolen revelan cómo se ha extendido el sida, habiendo destruido ya las ilusiones de varias generaciones. También cuenta como la pandemia se ha convertido en un reproductor de miserias, de conflictos y de otras enfermedades; asimismo, explica cómo funcionan los medicamentos --siempre escasos-- y por qué hay cientos de miles de personas que a pesar de no poder acceder a los fármacos resisten la situación con sorprendente dignidad, la mayoría con el único fin de mantener a sus hijos.
La autora de este texto retrata con necesario realismo una pandemia que la mayoría de ciudadanos de Occidente sólo relacionan con los famosos que han padecido la enfermedad.
Edita KAILAS

1 oct. 2008

"Plastilina nos pulmóns"

De cando en vez, aínda que en CDL intentamos estar ao día do noso traballo, escápasenos algún título que non se debería escapar, sobre todo tendo en conta que o seu autor é de interese literario e, ademáis, amigo.
Este é o caso de Plastilina nos pulmóns, de Santiago Jaureguizar, error imperdoable que agora arranxamos.
O relato, ao marxe dos méritos literarios, ten moitos atractivos: Nos anos 80, Annapurna, unha moza galega, acompaña ao seu pai ao Himalaia, pois o home organiza unha expedición para procurar a cámara de fotos de George Mallory, que probaría que o inglés foi o primeiro montañeiro en coroar o Everest.
Agora é Namche, o fillo de Annapurna, quen, así que cumpre 18 anos, viaxa ao Tibet para desenguedellar os misterios daquela expedición, coñecer as súas consecuencias e saber máis do seu admirado avó Tomás. Para iso deberá afastarse do seu mundo, inclinacións xenófobas incluidas. E, no seu pescudar, chegarán respostas inesperadas.
Edita EDELVIVES
[Por certo, un bico para o neno que máis sabe de coches, Antón "Pirulero" Jaureguizar Lombardero]