12 ene. 2009

Bicentenario del nacimiento de Edgar Allan Poe

Nacido el 19 de enero de 1809, en Baltimore, este mes se cumple el bicentenario del escritor, poeta, crítico y periodista Edgar Allan Poe, convertido en autor de renombre internacional debido al éxito posmortem que obtuvieron sus relatos cortos, género del que fue uno de sus primeros practicantes en lengua inglesa.
Para unos, el mayor mérito de Poe es haber renovado la novela gótica, en tanto que para otros merece figurar en primer plano por haber hecho arte con sencillas narraciones de terror, intriga y ciencia-ficción que, salvo excepciones, se caracterizan por su ingenuidad.
Huérfano siendo todavía niño, fue criado por un matrimonio adinerado de Richmond (Virginia), si bien nunca llegó a ser adoptado formalmente. Poe se matriculó en la Universidad de Virginia pero apenas aguantó un curso, se aburría --comentó--, y optó por enrolarse en el ejército para romper con su pasado y con su autoritario padrastro.
En 1927, con sólo 19 años de edad, publicó su primer libro: Tamerlane y otros poemas, que no fue precisamente un éxito. La necesidad le obligó a ejercer variados oficios, siempre con escasa fortuna, hasta que empezó a escribir prosa y crítica literaria en varios periódicos.
De actitud bohemia y culo de mal asiento, Poe residió sucesivamente en Baltimore, Filadelfia, Nueva York y otras localidades de la costa Este de EE UU. En 1935, con 26 años, se casó con su prima Virginia Clemm, que sólo tenía 13. Unos años después la joven enfermó de tuberculosis, pereciendo en 1847, lo que sumió a su esposo en una prolongada depresión que desembocó en un progresivo autoabandono.
El primer éxito literario de Poe y el único de ámbito popular que logró en vida se produjo en 1845, con la publicación del poema El cuervo.
Poe murió a los 40 años de edad, en octubre de 1849, debido a sus excesos con las drogas y el alcohol, que acabaron por provocarle un ictus cerebral, según unos, o un ataque cardíaco, según otros.
Sus escritos, sobre todo sus cuentos, fueron ganando prestigio y su estilo marcó la literatura norteamericana durante decenios, entrando a formar parte de la cultura popular debido a las sucesivas adaptaciones que de sus obras hicieron ilustradores, dramaturgos, cineastas y, más recientemente, sus cuentos también han sido adaptados a series de televisión.
El bicentenario de su nacimiento es una buena ocasión para leer o releer sus Cuentos completos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.