18 ene. 2009

"El estallido de la burbuja financiera"

(Pulsar sobre la imagen para ampliarla)
Uno de los más respetados profesores de la Universidad de Yale, Robert Shiller, ha puesto el dedo en la llaga al señalar algunos de los desencadenantes de la debacle financiera burbuja, entre los que destaca la burbuja inmobiliaria de Estados Undos (el estallido de la española se aceleró debido al derrumbe de la norteamericana).
La crisis de las hipotecas subprime caudó estragos en las econpomías y en las vidas de millones de personas y, unida a los abusos en el sistema financiero (léase especuladores), casi ha colapsado la economía de Occidente y provocado una situación que algunos han comparado con el crac de 1929.
Shiller responsabiliza de la crisis hipotecaria de las subprime (créditos basura) a la exuberancia irracional de los agentes económicos y se ha alineado con los que consideran que es imprescindible la intervención del Estado para salir del atolladero, tanto para rescatar las entidades dañadas como para arbitrar soluciones a corto plazo que eviten el hundimiento.
Sin embargo, Shiller explica que a largo plazo es necesario renovar el sistema financiero, so pena de dejar la puerta abierta a nuevos abusos en el futuro y a la creación de nuevas burbujas financieras.
Este libro, que número uno en ventas en Estados Unidos, ha merecido elogios como los de James Pressley, en la revista Bloomberg:
Un lúcido manual sobre cómo se cayó en el hoyo financiero y qué hay que hacer para poder salir de él. Shiller ya acertó en sus profecías sobre las anteriores burbujas, si bien en este libro se posiciona más como un optimista, seguro de poder convertir las emergencias actuales en oportunidades de futuro.
O este otro de Arvind Subramanian, en Forbes: Lo que diferencia a Shiller respecto al resto de analistas de la crisis es la agudeza de su diagnóstico y la creatividad de sus soluciones. Esa es la base de su excelente último libro.
Edita GESTIÓN 2000

1 comentario:

  1. JUAN HORTALÁ ARAU,

    GAESCO, INMOBILIARIA COLONIAL, BANCO DE SANTANDER, LA CAIXA.



    Rafael del Barco Carreras



    La Pirámide Financiera capitaneada por los CUATRO GRANDES de las finanzas españolas llena bufetes de abogados. Miles, millones, de inversores han perdido muchísimo dinero. Tras mi corta referencia sobre Gaesco en www.lagrancorrupcion.blogspot.com me envían mails. Un inútil pataleo. Se saben estafados, y encima, ahora burlados..

    Por el momento gana la tesis, sentenciada en la Telefónica de Terra, o la Terra de Telefónica, que en Bolsa se puede ganar pero también perder. Es la natural ley del mercado libre. Una falacia si se manipuló con “información privilegiada”, “alterando el precio”, o falsificando.

    Inmobiliaria Colonial SA centra el pleito Gaesco-Banco de Santander. Se niegan a pagar la provocada ascensión y posterior descalabro del valor, con millones de acciones aparecidos en una semana. Un descalabro planeado y ejecutado desde concretos Consejos de Administración o Comités Ejecutivos, jugando al monopoly con real dinero ajeno, y en este caso con otra inmobiliaria, Sacyr-Vallehermoso, tan enfangada e insolvente como Colonial.

    La Audiencia Nacional decidirá quien tiene razón más allá de un Arbitraje ganado por el Banco de Santander. Y dictará sobre un dinero, creado por la especulación, que nunca existió. Aunque existiera el entregado por los inversores a su caja, banco o Agente de Bolsa, broker.

    Los principios básicos bancarios se pervierten cuando las instituciones financieras (un oligopolio casi monopolio nacional) se convierten en prácticos dueños y gestores de las empresas cotizadas en Bolsa, especulando con ellas en puro predominio por además dominar el 80% de la masa del dinero de todo el país. Pero peor cuando grupos de sus ejecutivos y sus “amigos” crean especulaciones paralelas, confundiendo intereses individuales e institucionales. Y no busquen nombres concretos, lo hacen a través de cientos, miles, de sociedades “instrumentales” desde todos los rincones del Mundo. Y el colmo del engaño cuando intentan quitarse de encima un muerto, una quiebra técnica, endeudada con sus propios gestores y dueños más allá de cualquier criterio técnico y legal, cuyo valor en bolsa es una ficticia y mantenida burbuja.

    Corolario… se inicia el camino Judicial tras un boom inmobiliario y financiero que deja en mantillas la Época del Pelotazo, 1980-94, o aquella Telefónica del 2000, la de las “nuevas tecnologías”, y ese camino será tan inútil como lo fueran los iniciados entonces.

    Los perjudicados deberían preguntar al, desde 1993, Presidente de la Bolsa de Barcelona, JUAN HORTALÁ ARAU, con curioso currículo. Ayuntamiento de Serra 1979, Parlament, y Generalitat de Pujol. Y que con la colaboración de la actual Generalitat ha pergeñado una solución para Gaesco que a mi me recuerda la de Gran Tibidabo, donde anduvo cerca. Se salvan los activos viables y sobre “basura” y deudas “ya veremos”. Un inicio… el tema dará mucho de sí…

    ResponderEliminar

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.