14 oct. 2006

Caballero Bonald, Premio Nacional de Poesía 2006 por "Manual de infractores"

El escritor gaditano José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1928) ha sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía 2006 (dotado con 15.000 euros), por su poemario Manual de infractores; según anunció el Ministerio de Cultura el pasado día 3.
El premio se otorga cada año a la mejor obra de poesía, escrita en cualquiera de las cuatro lenguas españolas (castellano, catalán, gallego y vasco) y publicada durante el ejercicio precedente.
El jurado que ha fallado el premio de la edición del 006 (que premia obras del 2005) estaba integrado por Ana María Bueno, Paula Izquierdo, Javier Lostalé, Miguel García Posada y José Corredor Matheos, este último fue el ganador de la edición anterior.
Manual de infractores, según declaró su propio autor el día de la presentación del libro, “me ha servido para rejuvenecer”. La poesía del penúltimo libro --el último siempre está por llegar-- de Caballero Bonald es, según él, “recia y comprometida, hija de la indignación inicial que me hace conducir la pluma sobre el papel, pero también de la melancolía, la incertidumbre, la recuperación de un pasado nebuloso y de rastreos en temas prohibidos de la experiencia”, ha comentado el autor.
En el 2005, Caballero Bonald obtuvo el Premio Nacional de las Letras, en reconocimiento al conjunto de su obra. Con anterioridad fue galardonado con los premios Boscán, Reina Sofía de Poesía Hispanoamericana, y el de la Crítica.
Caballero Bonald es licenciado en Filosofía y Letras y fue profesor de Literatura en la Universidad Nacional de Colombia durante diez años. A los 26 años publicó su primer trabajo, Las adivinaciones. Entre otras obras, cabe destacar Vivir para contarlo, Dos días de septiembre, Ágata ojo de gato, Toda la noche oyeron pasar los pájaros, En la casa del padre y Campo de Agramante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.