30 mar. 2007

"La segunda revolución china"


En el último cuarto de siglo, China ha experimentado un crecimiento económico jamás alcanzado por otro país en la historia y que altera profundamente el orden geopolítico planetario.
Según el Banco Mundial, "China ha hecho en una generación lo que a la mayoría de los países les ha costado siglos". El gigante asiático es cada día más rico y su población más instruida, informada y abierta; hay nuevas clases sociales y el crecimiento económico ha reforzado al Partido Comunista de China, que por otro lado se debilita debido a las contradicciones ideológicas, entre otras cosas.
Con la perspectiva que le da haber sido embajador de España en en China dos etapas distintas entre 1987 y 2003, Eugenio Bregolat ofrece en este libro una profunda y accesible explicación de esta segunda revolución china, que ha encarrilado el país y lo ha colocado en la vía de la supremacía mundial.
El libro compara las reformas china y rusa, analiza los sucesos de Tiananmen de 1989 y apunta el futuro de China a medio plazo, incluida la evolución interna de su sistema político.
La obra subraya el protagonismo de Deng Xiaoping, considerado el inventor e impulsor de la nueva China y cuya política se resume con el viejo refrán Da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones.
Eugenio Bregolat (La Seu d'Urgell, 1943) es licenciado en Derecho, ingresó en la carrera diplomática en 1971, fue director general del Departamento Internacional en los gabinetes de Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo; ha sido embajador en Indonesia, Canadá, Rusia y dos veces, caso excepcional, en China, así como responsable de la coordinación de la política exterior común con los socios de la Unión Europea en el Ministerio de Asuntos Exteriores. En la actualidad, ya a punto de jubilarse, es embajador de España en Andorra.
Edita: DESTINO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.