30 nov. 2007

Porque la poesía también existe, el Cervantes es para Juan Gelman

Este año el Premio Cervantes grita ¡la poesía también existe!
Los despachos de agencia cuentan que Juan Gelman, poeta argentino afincado en México desde hace veinte años, ha recibido la noticia en su casa del barrio Condesa del distrito federal con la sorpresa del niño: "Me tocó a mí, no me lo esperaba, pensé que era muy difícil", ha declarado.
Hace unos años, cuando le preguntaron porque había echado raíces en México, tan lejos de su Argentina natal, contestó con similar sencillez: "Por amor"; por amor a su compañera Mara La Madrid. Así es Gelman, un hombre sensible que ejerce de tal; es sensible con todo, consigo mismo, con los demás y con las letras, a las que inyecta pasión y logra que bailen con la cercanía y la cadencia del tango.
El Cervantes no es el primer reconocimiento que recibe. Antes mereció el Premio Nacional de Poesía de Argentina (1997), el Premio Juan Rulfo mexicano (2000) y más recientemente el Premio Reina Sofía (2005), entre otras distinciones. El Cervantes, que desde 1975 otorgan en comandita la Real Academia Española (RAE) y el Ministerio de Cultura, es el broche.
Hasta la fecha, el Cervantes habían sido concedido a tres escritores argentinos: el maestro Jorge Luis Borges (1979), Ernesto Sábato (1984) y Adolfo Bioy Casares (1990). Gelman lo recogerá el próximo 23 de abril, aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, en Alcalá de Henares, y él, sensible, seguro que dejará clara su mexicana argentinidad; es decir, recordará al mundo que en poesía --como en tantas otras cosas-- las patrias son relativas.
Anoche, nada más conocer la noticia, la porteña Silvia Fajre, ministra de Cultura del país austral, comentó que "a través de sus libros, Gelman nos enseñó a resistir desde la poesía y desde la vida para superar los tiempos difíciles de nuestro país", no en vano el poeta fue un firme opositor a las dictaduras y a las dictablandas que asolaron la tierra y la humanidad argentinas, por lo que tuvo que exiliarse.
Los versos de Gelman, a los que sólo falta ser impresos sobre el pentagrama, ya formaban parte de la mejor literatura hispana de todos los tiempos. Con la inclusión de Gelman en la lista de premiados, el Cervantes gana prestigio.
[ENLACE a la reseña que ofrece la eRevista EL CULTURAL]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.