23 may. 2007

"Borges y las matemáticas"

El mundo de las matemáticas, en su abstracción y complejidad, aparece como inaccesible a los legos. Pero las matemáticas constituyen un lenguaje maravilloso y perfecto, que en ocasiones puede ser profundamente poético. El original camino que se propone aquí es acercarnos a ese universo a partir de uno de los grandes fabuladores de todos los tiempos: Jorge Luis Borges.
Desde la solidez que le brinda su doble condición de narrador y matemático, y con magníficos destellos de humor, Guillermo Martínez conduce al lector a través de textos como El Aleph, La muerte y la brújula o La biblioteca de Babel, hasta llegar a algunos asuntos característicos de la obra de Borges (el infinito, el libro cuyas hojas se desdoblan incesantemente, la esfera con su centro en cualquier punto, los laberintos imposibles, las bibliotecas inacabables, la palabra secreta que da vida al Golem), que se convierten aquí en la más perfecta y admirable ilustración de los enigmas matemáticos clásicos.
De este modo alcanzamos a comprender, de la mano de referentes literarios, cuestiones matemáticas fascinantes y mucho menos arcanas de lo que pudiera creerse.
Todo ello de forma didáctica y accesible, con el compromiso explícito por parte del autor de hablar para aquellos “que sólo saben contar hasta diez”.
Guillermo Martínez (Bahía Blanca, Argentina, 1962) se doctoró en matemáticas en Buenos Aires y completó su formación en la Universidad de Oxford. En 1982 obtuvo el Primer Premio del Certamen Nacional de Cuentos Roberto Arlt, por el libro La jungla sin bestias, y en 1989 ganó el Premio del Fondo Nacional de las Artes con su primer libro de cuentos, Infierno grande; ha escrito también Acerca de Roderer, La mujer del maestro y Los crímenes de Oxford, este último fue Premio Planeta Argentina. Colabora regularmente con artículos y reseñas en La Nación y otros periódicos del país austral.
Edita DESTINO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.