8 may. 2007

"El grito de Trotsky"

A Iosif Vissarionovich Dzhugasvili, Stalin, le incomodaba sobremanera lo que representaba y lo que pretendía Liev Davidovich Bronstein, Trotsky. El compañero y amigo de Lenin en la Revolución de Octubre era odiado por los partidarios de derrocar la monarquía de los Romanov para sustituirla por un régimen autoritario, estatalista, formalmente --sólo formalmente socialista-- y profundamente rusista, pese a que era armenio, Stalin era ultranacionalista ruso.
Tras la muerte de Lenin, las divergencias teóricas y prácticas entre la camarilla de Stalin y los bolcheviques puristas --que en su mayoría eran partidarios de la llamada revolución permanente--, unidas a las permanentes críticas de Trotsky contra el ombliguismo de Stalin desembocaron en una pugna que este último decidió zanjar recurriendo, primero, al destierro del rebelde y luego a su asesinato.
Stalin ordenó matar a Trotsky y el deseo del dictador se cumplió a miles de kilómetros del Kremlin, en una casa de la Avenida Viena, en Coyaocán (México), donde vivía exiliado. Un enigmático estalinista que portaba un pasaporte a nombre de Ramón Mercader fue el encargado de asestar el ya mítico golpe de piolet que terminó con la vida de Trotsky, una muerte que conmocionó al mundo y que sigue produciendo, muchos años después, debates sin cuento.
Este libro contiene interesante documentación inédita, ofrece sorprendentes descubrimientos y dibuja un minucioso retrato de Ramón Mercader, combatiente en la guerra civil española y hombre de la Komintern (la III Internacional, o comunista). El brillante trabajo de Garmabella permite tener una visión plural y diferente tanto de la vida del agente de Stalin --con sus miserias y escasas grandezas--, como de la evolución política y moral de la izquierda comunista y de su perversión estaliniana.
José Ramón Garmabella (México, 1945) es un reconocido periodista y escritor, fue fundador del programa informativo 24 horas. Colaborador de innumerables medios de comunicación mexicanos e internacionales, en el año 2000 recibió el Premio Nacional de Periodismo. Biógrafo y ensayista, entre su amplia producción destacan obras como Pasionaria (1977), Reportero de policía (1982) y Pedro Vargas (1985). En la actualidad, es articulista en la sección editorial del periódico Excélsior.
Edita DEBATE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.