4 may. 2007

"Finalmusik"

Se acaba otra vida mía, la vida romana de los últimos tres meses, dice el autor de la espléndida novela titulada Finalmusik, al que el lector sigue durante su última semana en Italia antes de regresar a su Granada natal y reencontrarse con su padre.
Todos los personajes, lugares e instituciones, reales o de ficción, sólo aparecen en esta memoria como personajes, lugares e instituciones de la imaginación, advierte el narrador, un desconocido que está de paso, un extranjero, mientras se despide de algunos de los personajes que han configurado su experiencia italiana: la limpiadora Francesca, con quien el último mes ha mantenido una aventura; el marido de ésta, Fluvio, ex boxeador (no le pregunto si se acuesta con su mujer… Y no me pregunta si me acuesto con su mujer); monseñor Wolff-Wapowski, polaco-alemán encargado de la casa papalina en la que el narrador se aloja; Stefania Rossi-Quarantotti, profesora boloñesa de semiótica, y antigua maestra y amiga, traumatizada por la relación que mantiene su marido con alguna chiquilla romana; el marido de la profesora, Franco Mazotti, prestigioso e íntegro economista de un gobierno corrupto, temeroso de que salga a la luz esa relación; o Carlo Trento, el exitoso escritor de la novela cuya traducción el narrador está a punto de terminar a la vez que su estancia en Roma.
La de traducir es una profesión poco lucrativa, sólo palabras. No lleva a ninguna parte, salvo a desaparecer inagotablemente de sitios en los que nunca estoy definitivamente, ahora Roma. De momento el narrador deberá regresar a Granada y cortar por fin el cordón umbilical que le une a su padre viudo, de quien siempre ha estado separado pero de cuya sombra nunca se ha podido liberar.
Finalmusik (nombre de música festiva, para celebrar el final de curso o de temporada) es, hasta la fecha, el mayor logro literario del novelista y poeta Justo Navarro, uno de los nombres absolutamente imprescindibles de la literatura española contemporánea.
Edita ANAGRAMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.