19 may. 2008

"El secreto siempre es el amor", una lección de cristianismo

La autora de este libro-testimonio, Karoline Mayer (Eichstätt, Baviera, 1943), es una cristiana militante que reside desde hace ahora 40 años en la periferia de Santiago de Chile, donde trabaja en la Fundación Cristo Vive, que ha puesto en marcha guarderías, consultorios médicos y centros de formación profesional que prestan servicio a miles de personas. Su dedicación a los necesitados ha sido aplaudida por diferentes organismos internacionales y en 2001 el Gobierno de Chile --con un retraso de 33 años, entre otras cosas porque Mayer fue perseguida por el régimen de Augusto Pinochet-- otorgó a la ejemplar alemana la ciudadanía chilena como muestra de agradecimiento.
Mayer, cuyo libro acaba de ser presentado en España, comparte las actitudes de los católicos comprometidos con el desarrollo de Latinoamérica y que intentan paliar los flagrantes abusos económicos existentes, agrupados en torno a la Teología de la Liberación.
En entrevista que publica El País, Mayer declara, entre otras cosas, que “mi hermano el papa Benedicto XVI no sabe lo que es el trabajo pastoral”. Mayer también recuerda que en 1988 organizaciones católicas chilenas organizaron un viaje a Santiago del entonces cardenal Joseph Ratzinger para --en una maniobra electoralista que ella ignoraba-- intentar que el dignatario de El Vaticano contribuyera a inclinar votos a favor de la continuidad de Pinochet en el referéndum que se había convocado: “El cardenal Ratzinger --precisa Mayer-- quiso también venir a conocer y hablar con nuestra comunidad, pero cuando esperábamos escuchar de él un discurso cristiano, enraizado en los evangelios, se descolgó recordando que aquel día era la festividad del santo emperador Heinrich II y de su esposa Kunigunde”.
Desde entonces Mayer evita hablar de la Iglesia porque, según dice, no quiere desperdiciar fuerzas en discusiones y debates inútiles y prefiere continuar haciendo lo que siempre ha hecho: trabajar para los pobres.
El secreto siempre es el amor. En los suburbios de Chile es un interesante y didáctico testimonio de cristianismo consecuente y activo, pero también es una lección de humanidad válida para la generalidad de las personas, con independencia de sus creencias e ideologías.
Edita PLATAFORMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.