26 may. 2008

Llamazares y los olores de "Las rosas de piedra"

Escribe el acreditado crítico literario Miguel Lorenci:
"Las catedrales son las cajas negras de nuestra historia. Lo asegura Julio Llamazares, (Vegamián, León, 1955) escritor y viajero que se ha impuesto la titánica labor de recorrer todas las catedrales españolas y, a su través, indagar en la médula de nuestra historia y nuestra manera de ser. El escritor leonés entrega ahora al lector la primera parte de esta aventura catedralicia. Son las casi 600 páginas de Las rosas de piedra (editorial Alfaguara), en las que da cuenta de su recorrido por 45 de las 75 catedrales repartidas por todo el territorio español. No es una guía artística, advierte Llamazares, y sí un viaje la médula de un país que es una suma de países.
"Llamazares lleva siete años sumido en este ambicioso, divertido y enriquecedor viaje literario e histórico y necesitará quizá otros tantos para llevar a buen puerto su hazaña narrativa.
"He hecho lo de siempre; escribir el libro que me gustaría leer. Escribir lo que me apetecía, algo que, por fortuna, me he podido permitir siempre, se ufana el autor de La lentitud de los bueyes o Memoria de la nieve. Para presentarlo ha elegido la catedral de León, si no la más bella, quizá la más pura, y ha regresado a la capital castellana, en la que no había tomado parte en un acto público en los dos últimos decenios. Cree Llamazares, como Rimbaud, que viajero es el que viaja por partir y ese ha sido una vez más el motor de la aventura que comenzó en septiembre del 2001 y que le ha llevado a recorrer, de momento, las catedrales de la mitad norte de la Península".
Para seguir leyendo el texto de Miguel Lorenci, publicado hoy en La Voz de Galicia, pulse aquí.
[ENLACE de interés: "Mi visión de la realidad es poética", entrevista al autor de Yolanda Delgado Batista]  
Edita ALFAGUARA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.