9 may. 2008

"Tres tazas de té"

"La primera vez que compartes el té con un balti, eres un desconocido. La segunda vez que tomas el té, eres un invitado especial. La tercera vez que compartes una taza de té, pasas a ser parte de la familia, y por nuestra familia, estamos dispuestos a hacer lo que sea, hasta morir", dijo Ají Ali.
En 1993, Greg Mortenson --coautor de este libro junto a David Oliver Relin-- regresaba de un intento fallido de alcanzar la cumbre del monte K2, en el Himalaya; exhausto y desorientado, acabo desviándose del camino de descenso y alejándose de su grupo, para vagar perdido por una de las zonas más desoladas del norte de Pakistán. Solo y sin comida, agua o una tienda en la que protegerse, se encontró de pronto en una pobre aldea pakistaní, donde le cuidaron hasta su recuperación.
Mientras se recuperaba, vio a los niños de la aldea, sentados a la intemperie, repasar sus lecciones escribiendo con un palo en el suelo embarrado. El pueblo era tan pobre que no podía permitirse el precio que supone el salario de un profesor local. Antes de regresar a casa, Mortenson les prometió volver y construir un escuela. De aquella promesa nació una de las campañas humanitarias más increíbles de la historia: la misión de un hombre de luchar solo contra el extremismo y el terrorismo construyendo escuelas.
Edita ILUSTRAE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

* CDL admite comentarios anónimos siempre que NO incluyan insultos ni difamaciones.
* CDL admite comentarios anónimos sempre que NON inclúan insultos nin difamacións.